POSIBILIDADES DE EMBARAZO DESPUÉS DE LA REGLA.


En ocasiones, mantenemos relaciones sexuales sin protección justo después de haber terminado de menstruar... no siempre podemos elegir el momento y el lugar que queremos, y cuando sucede esto, es conveniente saber si existe posibilidad o no de embarazo después de la regla.

¿Qué posibilidades existe de quedarse embarazadas al practicar relaciones sin protección después de menstruar?

Pues bien, la respuesta corta es que las posibilidades son muy pocas.... Veamos el periodo fértil en la imagen de abajo.

Como veis, en un ciclo menstrual de unos 28 días, existe un periodo fértil (el cual es más fácil quedarse embarazada) de 5 días. Son los que corresponden a los días que van desde el 12 al 16 contando desde el primer día de menstruación.

Respuesta larga:   

Como hemos dicho, las posibilidades son casi nulas.... algunos métodos para evitar el embarazo se basan en esta información, en estas cuentas y/o en signos vaginales y basales; llegando a una eficacia que supera el 80% de efectividad. (bastante alta pero menos que la del preservativo que llega al 98%).

Bien, si es en los días de ovulación cuando una persona se puede quedar embarazada,¿por qué hay alguna (escasa) posibilidad de un embarazo después de menstruar?  La respuesta es que no somo máquinas exactas. Existen desajustes en nuestro cuerpo y no todos son iguales.

Por ejemplo, no todas las mujeres tienen un ciclo menstrual de 28 días. Algunas tienen ciclos de 26 y otras de 34... y eso es bastante frecuente. Por tanto, los días de ovulación no coinciden con el del ejemplo.



Otras mujeres, tienen una regla que dura 4 días, y otras que les dura 7 días o más. Una mujer que por ejemplo tenga una regla que le dure 10 días, tiene que saber que le queda muy pocos días hasta llegar al periodo menstrual. Por tanto, estas mujeres de varios días tienen más posibilidades de quedarse embarazadas que otras con menstruaciones cortas.

Otro ejemplo que hay que tener en cuenta. Aunque no es frecuente, en ocasiones pueden existir confusiones en un sangrado por la bajada menstrual o en un sagrado menstrual anterior del que existían restos. 

Otro ejemplo que puede llevarnos a error a la hora de saber en qué días podemos tener sexo sin protección y de forma despreocupada es las infecciones. Algunos tipos de infecciones, bacteriana o por hongos, pueden modificar la duración del ciclo menstrual.

Por tanto y a modo de resumen. Antes de nada, conviene saber el día fértil de tu periodo menstrual concreto. Esto se hace contando los días desde que empezaste a sangrar hasta el próximo sangrado y dividirlo entre 2.... (en el ejemplo serían:  28/2 = 14; el día 14 sería el día de ovulación)



¿Por qué si ovulamos el día 14, hay varios días fértiles?

Esto se debe a que por una parte, el óvulo tiene hasta 3 días para ser fertilizado. Luego se deteriora y se coloca en posición tal que no puede ser fertilizado. Por otra parte, el espermatozoide también puede mantenerse vivo y capacitado para fertilizar el ovulo 2 días, por tanto, los 2 días antes de la ovulación entran en días fértiles.

  

¿PORQUÉ COMEMOS CHOCOLATE DURANTE LA MENSTRUACIÓN?


Son muchas amigas mías las que me comentan que durante la menstruación, cuando están con el periodo, suelen comer más... y muchas coinciden en que es el chocolate el alimento que más les gusta. Durante esos días del sangrado, comen chocolate de forma más abundante que los otros días, incluso mujeres que apenas comen chocolate, tienen un deseo más pronunciado de echar mano al chocolate.

¿Pero por qué comemos más chocolate?

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que nuestro cuerpo nos pide lo que necesita, siempre que diferenciemos el apetito con la gula. El chocolate es un alimento calórico y por tanto nos va a facilitar una cantidad extra de energía durante esos días que quizá estemos más apáticos o sensibles.

Por otra parte, el chocolate es un alimento con gran cantidad de magnesio, el magnesio es un mineral necesario para nuestro organismo. De hecho, el 80% de la población tiene déficit de este mineral. Y la escasa cantidad de magnesio en el cuerpo puede dar molestias tanto musculares (como debilidad o calambres musculares) como problemas nerviosos (agotamiento, ansiedad, depresión...).


Desde el punto de vista energético de la medicina tradicional china, el chocolate es un alimento yin extremo. En algunas menstruaciones, que son largas y por tanto expansivas, el alimento yin nos ayuda a contrarrestar ese exceso de yang.

Y por último, y quizá lo más importante, es que el chocolate excita y nos aumenta los niveles de serotonina... nuestra hormona de la felicidad.

En fin... quizá también es, como todos sabemos, el chocolate, un sustituto del sexo.


Actualización: Quiero publicar una curiosidad. Existe un maestro chocolatero que mezclando el chocolate con diferentes hierbas (17 diferentes según cuenta) ha conseguido elaborar un chocolate que alivia el dolor menstrual. Este chocolate recibe un nombre mágico "Luna de mujer". Haciendo referencia al ciclo lunar. Actualmente están realizando un croudfunding... por si os interesa.

FLUJO VAGINAL ABUNDANTE, TIPOS Y CAUSAS.


Hablar del periodo menstrual, de sus retrasos, de sus cambios hormonales, es hablar también del flujo vaginal. Unas secreciones vaginales que cambian, que nos indica la salud vaginal e incluso la capacidad reproductora en un día en concreto.

Son muchas las mujeres que han entrado en el bolg preguntando por una cantidad excesiva de flujo vaginal, por una textura diferente o incluso color y olores diferentes. Vamos a responder cada pregunta.

¿POR QUÉ SE PRODUCE EL EXCESO DE FLUJO VAGINAL?

Segregar mayor cantidad de flujo vaginal recibe el nombre de leucorrea y es, visto el número de consultas, el problema más frecuente y común relacionados con el flujo vaginal. Podríamos dividir el flujo vaginal excesivo en dos grandes grupos. Veamos:

Por causas naturales, por la fisiología de la mujer. Hay mujeres que de forma natural producen mucho flujo, mayor cantidad que otras. Este suele ser blanquecino, de una densidad acuaosa y sin ir acompañado de olores o molestias en la zona. No obstante, esto no deja de ser una molestias para muchas mujeres. Si es excesivo, puede irritar la zona vulvar y "manchar" la ropa interior. Es frecuente pues que para evitar esto, muchas mujeres opten por utilizar salvaslip o tampones, aunque esto puede ser contraproducente ya que favorecerá infección.

Es frecuente que aparezca mayor cantidad en los días antes al periodo o incluso los días de ovulación.

Por causas infecciosas. El agente infeccioso más común es la cándida albicans. Una levadura que llevamos dentro de nuestro cuerpo cuando se encuentra sano y ante cualquier variación en el PH o aprovechando una bajada de defensas, prolifera de modo que se convierte en una infección. Otras infecciones que convendría descartar son las de enfermedades infecciosas son: gonococia, chalmydias, tricomonas y gardnerella.

¿QUÉ PRODUCE  ESTAS INFECCIONES Y ESTAS VARIACIONES DEL PH?

Las más comunes son tres:


Medicamentos. Algunos medicamentos, sobre todo los antibióticos, pueden producir un desajuste en la flora interna, la vaginal, favoreciendo el aumento de los agentes infecciosos.
Higiene. No únicamente la falta de higiene favorece el desajuste del Ph, sino también la higiene extrema. Son muchas las mujeres que ante el aumento del flujo vaginal, y quizá del olor y desagrado que produce optan por aumentar su higiene en la zona. Pero no todos los jabones son adecuados, hay que utilizar los que contengan el mismo PH.
Mantener la zona húmeda o mal ventilada. Utilizar ropa ajustada, salvaslip o tampones para el flujo vaginal es una mala opción. También no secarse bien cuando por ejemplo nos bañamos. Son muchas aquellas mujeres que producen un aumento del flujo los días siguientes a los baños en piscina. Bien por no secarse bien, bien por el desajuste del PH que se produce a causa del agua clorada.

TIPOS DE FLUJO VAGINAL.

El flujo vaginal sano es de una tonalidad blanquecina, bastante fleluído y el olor no es desagradable. Si bien es cierto que hay días que se pueda generar más flujo, esto no debe porqué ser un problema siempre que no varíe la densidad o el olor. Tenemos que tener en cuenta, que el flujo tiene una función protectora del la mucosa además de servir de filtro para facilitar el paso de los espermatozoides más sanos y por tanto producir una descendencia saludable y fuerte.

Pero este flujo puede variar en color, olor y densidad, veamos algunos casos.



Flujo amarillo o verdoso (puede ser espumoso), quizá el olor es imperceptible, o en algunos casos el olor sea fuerte. Sea cual sea, la causa más frecuente de este tipo de flujos es la tricomoniasis, que es una enfermedad de transmisión sexual. En ocasiones acompaña de picor y es conveniente acudir al ginecólogo o médico especializado.


Flujo rosa o marrón, es el tipo de flujo que se asocia a la menstruación. Si bien puede estar ligado a restos de endometrio que no han sido expulsados, también puede deberse a las primeras manchas antes de la regla. Si se produce en los días fértiles, y existen posibilidades de un nuevo embarazo, es mejor que compruebes tu estado con algún test o prueba de embarazo.



Flujo fluído o blanquecino, es el común, el que se asocia al vaivén hormonal. Suele verse en los días cercanos a la ovulación. Es fluído y su olor nunca es desagradable.


Flujo denso, cremoso, blanco o grisaceo; relacionado con las variaciones de PH de la zona vaginal. Es probable que exista una proliferación de agente infeccioso como la cándida o la Vaginosis bacteriana.

DIETA Y REMEDIOS PARA EL ABATIMIENTO Y CANSANCIO DURANTE LA MENSTRUACIÓN.


La gran mayoría de las mujeres saben que durante la menstruación, o unos días antes de tenerla, es fácil encontrarse cansada, agotada, con fuerzas de nada, y a esta sensación de agotamiento acompaña en algunos casos estados anímicos depresivos como la melancolía o la tristeza. ¿Quién no ha llorado esos días sin saber muy bien por qué?

Es cierto, que este vaivén hormonal puede hacer que nos cree un efecto contrario y no sintamos melancolía sino enfado o irascibilidad.. No obstante, el origen es el mismo

El ciclo menstrual es de por sí un proceso que consume mucha energía y nutrientes, como pueden ser los minerales (sobre todo el hierro), vitaminas e incluso proteínas varias.

Es por eso que podemos poner remedio o suavizar este tipo de sensaciones de abatimiento simplemente llevando a cabo un tipo de dieta equilibrada. Pensada especialmente para sustituir aquellos nutrientes que son requeridos a lo largo del ciclo menstrual.

Veamos algunos consejos:

Las vitaminas más importantes son las del grupo B, las vitaminas C y las E.
Sobre todo la vitamina B6. Una vitamina necesaria para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, evita la retención de líquidos y regula nuestra acidez metabólica. Nos sentiremos más relajados, calmados y optimistas cuando no exista la carencia de esta vitamina.
La vitamina C es esencial para la absorción del hierro. Un zumo de naranja natural antes o después de una comida rica en hierro, va a hacer que nuestro cuerpo absorba el mineral de forma más eficaz.
Varios estudios están encontrando una relación directa entre los bajos niveles de vitamina E y dismorrea o menstruaciones dolorosas. Y como reducen el dolor o regulan la menstruación solo con añadir suplementos de vitamina E a su dieta. No obstante, antes de que vayas corriendo a comprar suplementos de vitamina E, piensa que existen muchos alimentos que te pueden aportan una cantidad necesaria: aguacate, boniato, brócoli, ciruelas, espinacas, espárragos, manzanas, moras, plátanos, tomates y zanahorias


Alimentos ricos en serotonina:
Es una sustancia usada en el proceso de transmisión nerviosa. Los déficit de este neurotransmisor está íntimamente relacionado con estados depresivos, ansiedad, falta de autoestima o problemas de sueño y cansancio. Sabemos que el deporte aumenta los niveles de serotonina. Y basta con hacer 20 minutos al día de ejercicio suave. Pero también podemos encontrar alimentos que nos van a aportar una cantidad extra. Son por ejemplo:

  • Plátano.
  • Ortiga.
  • Piña.
  • Dátiles.
  • Frutos secos.
  • Sésamo. 
  • Espárragos.
  • Garbanzos.
  • Judías.
  • Semillas de girasol.
  • etc.
Minerales... sobre todo el Hierro, pero no nos olvidemos del Potasio.

Bajos niveles de Hierro pueden producir anemia, y durante el sangrado menstrual estos niveles bajan. De hecho si los niveles de Hierro son muy bajos puede interrumpirse el ciclo menstrual (un proceso natural y saludable) o hacer que la persona se sienta decaída y sin fuerzas. Además, sirven para activar las vitaminas del grupo B.
Algunos alimentos ricos en Hierro son: Lentejas, espinacas, carnes, diente de león, cereales integrales, etc...

El potasio sirve como antiinflamatorio, y ayuda a mantener la salud de nuestros músculos... entre otras funciones. Podemos encontrarlo en alimentos como: diente de león, pescados (sobretodo el rodaballo), carnes, patatas, judías, naranjas, melones, plátanos espinacas, etc...

Reduce la sal.
Este condimento es totalmente necesario para nuestro cuerpo, pero el equilibrio debe ser mantenido. Un exceso de sal, sobre todo la sal que utilizamos en la cocina produce una acumulación de líquidos. Consecuentemente, es fácil sentirse más agotada y con una sensación permanente de inflamación, aumentando más dolores en la zona.

*Quiero recordar que estos 3 puntos son esenciales para combatir todo lo que hemos hablado durante el sangrado menstrual, pero también sirve para aquellos casos de mujeres 

¿CÓMO RETRASAR LA REGLA?

¿Cómo retrasar la regla?

En la vida de una mujer existen muchas ocasiones en los que desearíamos poder tener una varita mágica para poder decidir cuando tener o no tener el periodo menstrual. Y ya no solo por el trastorno que a nivel sagrado este produce, inevitablemente, sino por todo el malestar y dolor que lo acompaña y que no siempre se presenta en el momento más oportuno.

¿A quién no le ha pasado que, justo el día que sales de vacaciones, te baja la regla? O, después de muchos meses de flirteo y citas sin sexo, cuando por fin os habéis decidido a tener vuestra cita romántica, de repente, la menstruación irrumpe en la noche? Y así una de tantas… Por eso, y desde este artículo  os proponemos unos cuantos trucos y métodos para retrasar la regla de forma eficaz y segura.

Trucos para retrasar la regla

En el caso de no tomar anticonceptivos, siempre podemos recurrir a los medios naturales para retrasar la regla. Considerados como los típicos métodos de la abuela, podemos encontrar distintos trucos que, si bien no nos aseguran un retraso de la menstruación fiable al 100%, se suponen como los alimentos o hábitos que mayor influencia pueden tener en el ciclo menstrual femenino. 

En primer lugar encontramos el zumo de limón. Considerado el medio más efectivo en provocar un retraso de la regla unos dos días. Para una eficacia mayor, se recomienda tomarlo en estado puro – sin echar nada de azúcar – durante unos días antes de la fecha en que esperamos la llegada del periodo. Del mismo modo, también se puede utilizar vinagre, que produce los mismos efectos en el organismo. Pero todo depende del gusto de cada una. 
En segunda posición están las lentejas, un curioso alimento que si lo comemos a menudos durante dos semanas antes de la llegada de la regla, al parecer, provoca un retraso de unos dos días. Un hecho que, no obstante, no está probado como el caso de evitar el picante, cuyo efecto sobre el organismo es aumentar la temperatura corporal y con ello la precipitación de la menstruación.

Por último, los expertos también hablan del ejercicio físico como otra de las claves para intentar provocar un retraso en la regla. No obstante, el mismo hecho de la ansiedad y nervios que un evento cercano ocasiones en nuestro cuerpo – modificando la actuación de las hormonas – por sí mismo podría causar la demora de la misma.

Retrasar la regla con anticonceptivos

Para aquellas féminas que tomen anticonceptivos, el retraso de la regla es mucho más sencillo. Dependiendo del método que usen, basta con una modificación en su toma o aplicación para modificar el día de llegada de la regla.

Píldora anticonceptiva: En la mayoría de los tipos de píldora anticonceptiva, estas suele contar con 21 pastillas, tras la que después de debe realizar la conocida semana de descanso. Y durante la cual se tendrá el periodo. Si se desea retrasarla, tan solo será necesario comenzar otro blíster y tomar tantos comprimidos más como días de retraso se quieran. Es decir, si se toma una semana más, la regla hará su aparición una semana más tarde. 

Anillo anticonceptivo: Al igual que con las pastillas anticonceptivas, debido a que el aro vaginal permanece en la vagina durante 21 días, es necesario  ampliar ese periodo, extrayendo el anillo anterior e introduciendo un nuevo anillo tantos días como se quieras retrasar la regla. 

Parche anticonceptivo: De forma similar, con el parche anticonceptivo de aplicación semanal, se debe aplicar durante una semana más – durante la que se esperaba la llegada de la menstruación – un nuevo parche.

No es recomendable realizar esta práctica por más de dos semanas consecutivas en ninguno de los casos. Es decir, se aconseja no retrasar la regla durante más de 14 días por los posibles trastornos que el ciclo y el organismo pueda sufrir.

¿Existe alguna pastilla para retrasar la regla?

 Sí. Gracias a los avances médicos de los últimos tiempos, hoy día es posible conseguir retrasar la llegada del periodo hasta dos semanas con un sencillo y seguro tratamiento. Este se llama Noretisterona y es un fármaco en pastillas que se debe comenzar a tomar dos días antes de la fecha esperada. 

De este modo y tomando un comprimido al día, lograremos retrasar la regla hasta el día que dejemos de tomar la misma. Al igual que en el caso de los anticonceptivos, este tratamiento nunca debe ampliarse por más de dos semanas. 

En cuanto a su seguridad, no existe problema alguno. Norestisterona se compone de la misma hormona sintética de imitación a la progesterona femenina que se usa en las pastillas anticonceptivas. 

Fuente: euroClinix

¿ES BUENO O MALO TENER SEXO DURANTE LA MENSTRUACIÓN?

Una de las consultas más numerosas que recibimos en el blog es si se puede tener relaciones sexuales durante el periodo menstrual. Para esto, la respuesta es muy sencilla: . Pero realmente es ¿bueno o es malo hacerlo?

Durante la menstruación muchas mujeres sienten que su libido aumenta, y por tanto sus ganas de tener relaciones también y su sensibilidad aumentan. No es siempre así, el caso contrario también es frecuente, y bien por los dolores, bien por prejuicios, bien por incomodidad de manchar o por simplemente pudor hay otras mujeres prefieren esperar a que pasen estos días de rojo.

En el caso de los hombre sucede lo mismo, mientras algunos les es irresistible tener relaciones sexuales durante la menstruación de su pareja,  otros en cambio también prefieren esperar. En cualquiera de los dos casos, lo aconsejable es respetar la opinión de la pareja.

Pero veamos los pros y los contras.

PROS:

Algunas mujeres tienen una especial sensibilidad en ese momento y sus sensaciones son mayores, sienten más placer.

La lubricación extra ayuda a que se produzcan menos fricciones entre los órganos reproductores, esto es especialmente conveniente para aquellas mujeres que tienen poco flujo vaginal durante las relaciones, ya que evita que se produzcan molestos movimientos.

Olvidarse de un posible embarazo. Cierto es que existe una mínima posibilidad, pero es tan pequeña que es prácticamente nula y es por eso que muchas personas acaban las relaciones sin protección durante la menstruación y sin ninguna preocupación. En teoría no existe óvulo para fecundar, y por otra parte el espermatozoide vive menos dentro de un medio menos apropiado.
Mayor confianza y liberarse de tapujos. Experimentar las relaciones durante la menstruación puede unir más a la pareja y facilitar el placer sexual en el momento en que los dos lo deseen. Pero hay que tener en cuenta la opinión tanto de hombre como de la mujer. Se deben respetar dado que quizá los dos no tengan la misma visión del asunto y no siempre uno quiera quitarse sus prejuicios.

Menos cólicos. Se piensa que por una parte el tener sexo durante las relaciones sexuales durante la menstruación produce una relajación de la zona y el aumento de las endorfinas ayuda a tener menos dolor. No obstante, no siempre es así.

CONTRAS:

Muchos son los expertos que aseguran que durante la regla existe una mayor posibilidad de infección de alguna enfermedad de transmisión sexual (ya sea hongos, virus o bacterias) tanto en hombres como en mujeres. El sangrado y los microdesgarros que se producen hacen que la zona sea más sensible a los patógenos. Esto no es un problema en una pareja totalmente sana.

Incomodidad e higiene. Manchar la cama o la ropa es uno de los problemas menos graves pero más incómodos. Utilizar un par de toallitas o tener relaciones en la ducha es una buena manera de evitar estas molestias.

Menstruación irregular. Es posible que "los empujes" y el roce provoque que se desprenda más el tejido del endometrio. Esto nos puede confundir porque puede provocar que o se desprenda todo y la menstruación dure menos días o, por una alteración hormonal la regla se corte. Puede volver a las horas o a los días, en varios días puede producirse un proceso de descomposición del endometrio. 



EL PRESERVATIVO: La utilización del preservativo es aconsejable como anticonceptivo, eso es evidente, pero son muchas las personas que bien por pudor, bien por evitar posibles contagios de ETS, por simple higiene o por asegurar 110% un posible embarazo lo utilizan durante las relaciones sexuales en la menstruación. 




MAGNESIO PARA EL SÍNDROME PREMENSTRUAL.


Dolores de cabeza y en el vientre, irritabilidad, depresión, ansiedad, hinchazón, desajustes digestivos, fatiga, etc... Son algunos de los síntomas físicos y emocionales característicos del síndrome premenstrual. Un estado muy molesto que afecta al 75% de las mujeres.

Una forma de reducir e incluso eliminar estas desagradables e incómodas manifestaciones, es tomando un suplemento de magnesio o incluir alimentos con magnesio en nuestra dieta. El magnesio, aun siendo uno de los elementos más abundantes de la Tierra, suele presentarse en forma más reducible de lo aconsejable en muchas personas.


Algunas personas tienen un déficit de magnesio, pero se calcula que en el caso de las mujeres el 80% tienen carencia de este metal. Esta carencia se asocia con: estrés, ansiedad, cansancio, insomnio, antojo de dulces por las noches, calambres, dolor de cabeza, estreñimiento...

El magnesio actúa sobre la musculatura, evitando los dolores, contracciones, calambres... y también se utiliza en la salud de las neuronas y la sinapsis (comunicación entre las neuronas).

Los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, el estrés, una alimentación con azucares, menopausia, falta de horas de sueño, unos alimentos desnaturalizados hacen que los niveles de magnesio sean insuficientes.

Siempre podemos tomar magnesio en forma de suplementos, algunos vienen junto con cloruro o colágenos. Lo ideal es consultarlos con algún nutricionista o médico.  No obstante, lo recomendable es incluir 300 mg. dividido en 3 tomas de 100 cada una después de cada comida.
También podemos incluir alimentos con una gran cantidad de magnesio. Algunos son:


Alimento (100g)

Magnesio (en mg)

Alimento (100g)

Magnesio (en mg)

Soja

242

Dátiles

60

Judías secas

185

Higos secos

86

Arroz integral

150

Perejil

200

Levadura de cerveza

230

Cacao

420

Almendras

254

Chocolate sin leche

100

Avellanas

150

Chocolate con leche

55

Nueces

185

Guisantes frescos

50

Pipas girasol

190

Gambas

96

Castaña seca

138

Germen de trigo

325

COMO AFECTAN LOS NERVIOS A LA MENSTRUACIÓN.


Siempre se ha dicho que los nervios, la ansiedad, el estrés, pueden afectar al ciclo menstrual. De hecho, no es raro verse atrapada en un amasijo de nervios antes y durante un retraso menstrual. Cuando sucede un retraso, y existe la posibilidad de un embarazo, las preocupaciones, las ansiedades y los miedos nos afectan y alteran el sistema nervioso. Tenemos que tener en cuenta que el sistema nervioso controla el sistema hormonal, y un estado alterado, por fuerza afectará de forma negativa el ciclo hormonal el cual dirige el ciclo menstrual.

Entonces ¿Pueden los nervios retrasar el periodo?

La respuesta es clara: SÍ.
¿Cómo lo hacen?

De forma resumida podríamos decir que la unión entre el sistema nervioso y el sistema endocrino se produce mayormente en el hipotálamo. Esta glándula recibe a través del sistema nervioso la información del cuerpo, y trata de buscar la armonía y control sobre las demás glándulas.

Centrándonos en el tema menstrual, hay que señalar que mediante la segregación de la hormona gonadotrofina (GnRH, LHRH o LHRF) desde la hipotálamo. Actúa sobre la hipófisis o glándula pituitaria, estimulando la producción y la liberación de la hormona luteinizante (LH) y la hormona foliculoestimulante (FSH). El balance de estas hormonas coordina el ciclo menstrual femenino y la producción de estrógenos y progesterona producido por los óvulos.


¿Cómo sé que son los nervios y el estrés los que hacen que se retrase el periodo?

Esta respuesta es más difícil de contestar porque no todas las mujeres responden de igual manera a los estados nerviosos. No obstante, siempre podemos ver algunos síntomas que nos indican que nuestros nervios están dañando nuestra salud. Si cumples alguno o varios de estos síntomas probablemente te convendría reducir tu nivel de estrés a unos niveles más normales... y eso a veces no es fácil. Veamos algunos síntomas.

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Mala memoria.
  • Dolores y achaques frecuentes.
  • Dolores de cabeza.
  • Falta de energía o concentración.
  • Problemas sexuales.
  • Cuello o mandíbula rígidos.
  • Cansancio.
  • Problemas para dormir o dormir demasiado.
  • Malestar de estómago.
  • Mala digestión.
  • Uso de alcohol o drogas para relajarse.
  • Pérdida o aumento de peso.
Muchas veces, la relajación hace maravillas, el cuerpo se recupera de forma rápida. Hacer actividades que nos agraden, que nos gusten y olvidar los problemas son una buena forma de relajarse. Hacer relajaciones guiadas, comer de forma saludable, yoga, ejercicio de baja intensidad, tomar infusiones o tisanas calientes y relajantes, contar a alguien los problemas o tomarse unas vacaciones; nos ayudan a relajar nuestro cuerpo.

EL PERIODO Y LA MAYONESA... DE VERDAD SE CORTA?

Existe un mito, una idea generalizada que ha perdurado durante años y que prácticamente forma parte del imaginario colectivo. Quizá, si eres joven no lo conozcas, pero las mujeres más mayores, saben que no aquellas mujeres que tengan el periodo, deben abstenerse de preparar mayonesa, porque sino, esta se cortará. Ahora la mayoría compramos mayonesa ya preparada, pero hace pocos años, la mayonesa se hacia de forma casera, había que manipular los ingredientes a mano y con cierto cuidado, sino, esta se cortaba y había que tirarla a la basura.

El origen de este mito, es incierto, pero la verdad es que se da en muchos lugares del mundo, diferentes y lejanos entre sí.

La comunidad científica es totalmente ajena a esto, y desde hace más de 80 años que no se ha vuelto a investigar. Realmente, no existe ningún hecho científico que demuestre que aquellas personas no puedan hacer mayonesa. En 1920, un refutado médico llamado Schick, afirmó que en el flujo menstrual existían bacterias que tenían cierto efecto tóxico: se les llamó "menotoxínas". Nunca se descubrieron estas bacterias, ni se encontraron de hecho; la afirmación se basaba en una simple observación. Según decía el médico Schick, había observado que cuando le regalaba flores a su secretaria, y esta estaba con el periodo, las flores resistían menos que si no lo estaba.


Dejando anécdotas a parte, es interesante fijarse, que el mito de la mayonesa es falso y que se comparte por muchas personas tanto de sexo femenino como masculino. ¿Cómo se explica esto? Pues dado que existen numerosos ejemplos parecidos, podemos concluir con una clara y sencilla palabra: patriarcado. 

Desde la antigüedad la mujer con la menstruación ha sido excluida y repudiada por el pensamiento patriarcal. En muchas culturas, se les prohibía que tuvieran contacto con la mayonesa, la cerveza, el vino, el pan o con la leche. Siempre intentando explicar esta prohibición con el argumento de que se estropeaba la comida. En otras culturas, más antiguas, las mujeres con el periodo eran encerradas y tratadas como enfermas que podían contagiar cierto mal. Los mismos textos religiosos como la Biblia, ya hacen hincapié en la relación de la menstruación y la impureza, curiosamente, la religión patriarcal en excelencia... pero todo esto es otro tema.

La mayonesa se corta por la mala emulsión del aceite con el huevo, es cierto que hay que tener cierta práctica para prepararla, pero nada tiene que ver con el periodo... y eso a mi me falta.




LO QUE NO SABÍAS DE LA MENSTRUACIÓN.

Todo el mundo sabe que la menstruación es un complejo proceso biológico que se repite en las mujeres cada 28 días (más o menos) y que tiene que ver con la fertilidad de la mujer. Pero este vaivén hormonal hace que se produzcan cambios, algunos sutiles y otros no tanto. Veamos algunas cambios que te gustará saber acerca de la menstruación y cómo te afecta.

1º- Te cambia la voz durante la ovulación. Aunque no se sabe muy bien el porqué, algunos expertos afirman que no se debe a un cambio en las cuerdas bocales, es más una forma inconsciente que tienen las mujeres de mostrarse preparadas para la reproducción.


2º- Te sientes más atractiva. Ciertamente, una mayoría de mujeres afirman que durante la menstruación se sienten más atractivas, más guapas e incluso aumenta el número de fantasías sexuales. En el punto álgido, las hormonas marcan aun más la feminidad de la mujer.

3º- Se sincronizan las menstruaciones. Se dice que cuando un grupo de mujeres viven un tiempo juntas, los ciclos menstruales se sincronizan y tienen al mismo tiempo. La explicación que da el mundo científico/médico es que las mujeres van soltando feromonas por el aire, y aquellas mujeres que viven juntas, al recibir los mismos estímulos, empiezan a responder todas al mismo tiempo. No obstante, una parte de la comunidad científica se siente escéptica ante esto, y lo achaca a casualidad.

4º- Nos gustan los malotes. En efecto, diversos estudios afirman que durante la ovulación preferimos a hombres más rudos, con más carácter y con rasgos más masculinos. Pero cuando los niveles de hormonas descienden, durante la menstruación y al principio del ciclo, los hombres más atractivos son aquellos más sensibles, con rasgos más "femeninos".

5º- Compramos más. Justo antes de tener el periodo, se compra más. Los expertos afirman que esto es una manera de hacer frente a la regla. Así que si no quieres comprar compulsivamente, es mejor esperar a que pase el síndrome premenstrual. El chocolate es otra forma de lidiar con el síndrome premenstrual.

6º- Si eres una actriz famosa sabrán tu periodo. La Metro Goldwyn Mayer, la compañía cinematográfica del león que ruge, lleva un seguimiento de los ciclos menstruales de sus actrices para rodar unos días u otros.

7º- Una forma satisfactoria de aliviar el dolor menstrual. Cuando las mujeres se satisfacen a sí mismas antes y después del sangrado, el dolor menstrual es menos intenso.

8º- Nos relacionamos mejor con los chicos. Relacionado con el punto de malotes, cuando nos encontramos en la ovulación, nos es más fácil relacionarnos con chicos. Los vemos más interesantes y divertidos.

9º- La menstruación es muy valiosa. Aunque desde la televisión nos han hecho creer que el sangrado menstrual es motivo de casi "vergüenza", y que debe esconderse si no queremos alejar a los que nos rodean, lo cierto es que el periodo, es muy valioso, contiene células madres que sirven para repara decenas de enfermedades.

LAS 7 CAUSAS DEL RETRASO MENSTRUAL Y EL EMBARAZO.



Pasa un día, pasan dos, y la menstruación no aparece y, como un bajito ronroneo, empieza a despertarse una sensación de intranquilidad y desasosiego. Si el retraso sigue, el nerviosismo aumenta y los miedos también, ya empezamos a echarnos las manos a la cabeza. Pero en estos casos, lo mejor es no ponerse nerviosa y ver todos los casos en que la regla puede retrasarse. Veamos:

1º- Medicamentos. Algunos medicamentos tienen efectos secundarios, tienen efecto directo sobre el ciclo hormonal. Sobretodo los anticonceptivos. Estos regulan el ciclo menstrual a través de hormonas naturales o sintéticas. Pero no siempre se acierta y no todos son ideales para todas las mujeres, y en ocasiones lo mejor es buscar el mejor.
Otro medicamento que podríamos destacar son los antibióticos, que se utilizan para combatir ciertas infecciones pero que pueden anular el efecto de los anticonceptivos.

2º- Estrés. Entre el 70% y el 80% de las consultas que se presentan en la web se deben a retrasos cuyo origen común es el estrés. Los nervios producen cortisol, una hormona que, si se produce de forma continúa, debilita el estado de nuestro sistema inmunitario y endocrino, este último es el .encargado de la segregación hormonal.

3º- La menopausia y perimenopausia. La perimenopausia, el estado anterior a la menopausia y posterior a la etapa fértil o premenopausia es un proceso que aparece poco a poco. No te acuestas en etapa fértil y te levantas con la menopausia, este estado intermedio recibe el nombre de perimenopausia. Y es un proceso por el cual nuestro sistema hormonal femenino va decayendo poco a poco y por tanto la liberación de óvulos (indispensable para que se produzca la regla). Estos cambios graduales se empiezan a apreciar desde los 40 a los 50.

4º- Enfermedad. Además de los medicamentos que podemos tomar para algún "mal", la enfermedad en sí también puede causar retrasos menstruales. El más común es la infección por el hongo Candida. Un hongo que afecta a la concentración de progesterona en el cuerpo. Pero no toda enfermedad se debe a una infección; otra problema de salud que hay que destacar es la anemia. La anemia está vinculada a la falta de hierro y a la sangre. Si los niveles de hierro descienden, el cuerpo tratará de ahorrarlo de diferentes maneras, una de ellas es retrasando (o haciendo desparecer) la regla. El síndrome de ovarios quísticos también puede producir retrasos menstruales.


5º- Los cambios de horarios y rutinas. Aunque no lo creas, para nuestro cuerpo, los cambios en las rutinas producen cierto estrés. Se desajustan los ciclos hormonal y varía la concentración de hormonas. Todo en el mundo tiene su tiempo, tiene sus ciclos, y estos deben respetarse en la medida de lo posible.

6º- El sobrepeso. Quizá un sobrepeso ligero no produzca ningún cambio, pero es sabido que el sobrepeso, cuando es bastante, incide directamente sobre el nivel hormonal.

7º- El ejercicio y la alimentación. El ejercicio cuando es muy intenso desajusta la concentración hormonal. En caso de deportistas de élite podemos observar que a algunas les ha faltado la menstruación durante todo el periodo deportivo de élite.
La alimentación es fundamental para la salud de nuestro cuerpo, eso es evidente. Por ejemplo, el caso del hierro del que ya hemos hablado, es fácil que la falta no sea por una incorrecta asimilación de este sino por una falta de este mineral en nuestra dieta.

8º- Embarazo. Es probablemente el motivo que más preocupa porque siempre existe un riesgo. Incluso tomando anticonceptivos existe un 99% de posibilidades. Pero no obstante, la mayor parte de las personas que toman o usan anticonceptivo evitan un embarazo no deseado.

*Quizá, la ausencia de la menstruación no se deba a un único motivo en concreto (exceptuando el embarazo). Por ejemplo, sabemos que el estrés puede enfermar, pero también sabemos que hace que la digestión sea ineficiente, esto puede producir la falta de hierro. Así que igual conviene abordar el caso desde varios puntos diferentes.

ANTICONCEPTIVO DE ESTRÓGENOS NATURALES.


Uno de los grandes problemas de las pastillas anticonceptivas son la cantidad de efectos secundarios que puede producir: dolores de cabeza, cambios de humor, irregularidades menstruales, granos, etc- Y esto se debe a la poca tolerancia que tiene nuestro cuerpo a que se introduzcan hormonas sintéticas y no naturales. 

Pero el problemas de los efectos secundarios, y el problema de la disminución de la eficacia anticonceptiva provocadas por estos, pueden anularse por completo con algo que lleva 3 años desarrollándose y que está dando muy buenos resultados: Los anticonceptivos de estrógenos naturales.

Los científicos han comprobado que los evitando problemas de ganancias de peso, hinchazón y retención de líquidos.


Los estrógenos naturales tienen menor efecto negativo sobre  la metabolización lípidos y hidratos de carbono (insulina),

Otro beneficio de los estrógenos naturales es que tiene menos impacto sobre la coagulación de la sangre. Personas con problemas de trombo, varices, y enfermedades vasculares pueden sentirse más seguras tomando anticonceptivos de estrógenos naturales que los sintéticos.

Estos nuevos y naturales anticonceptivos ya son comercializadas por varias marcas farmacéuticas. El medicamento está compuesto por un estrógeno natural que recibe el nombre de 17 beta-estradiol, una molécula exactamente igual al estrógeno natural producido en los ovarios por la mujer y que sirve como regulador del ciclo menstrual.

Otro aspecto a destacar de los estrógenos naturales es que puede ser un sustituto de las pastillas anticonceptivas compuestas de progesterona, las conocidas como minipíldoras. Estas pastillas tienen casi en su totalidad progestina, y en algunos casos contienen cierta cantidad de estrógenos. Estas pastillas no contienen estrógenos (sintéticos) y se comercializaron con el fin de evitar problemas con efectos secundarios adversos para la salud como los relacionados con problemas vasculares. Ahora en cambio, como ya hemos señalado, las personas que tomen pastillas combinadas de progesterona y estrógenos naturales, podrá mejorar la eficacia, comodidad en la toma y evitar los efectos secundarios.

YOGA FÁCIL PARA EL DOLOR MENSTRUAL

Hace unos años hicimos una encuesta en la que preguntábamos que remedio era más utilizado para los dolores menstruales. El remedio más utilizado eran los antiinflamatorios, luego paracetamol y luego remedios naturales. Quiero hacer hincapié en que el número de antiinflamatorios era el doble que la segunda opción. 

El motivo del dolor menstrual se debe al efecto de la hormona progesterona. Una hormona que produce una reación de los fuertes músculos uterinos para expulsar mediante presiones e isquemia (falta de riego sanguíneo) la expulsión del endometrio.

Cuando los tejidos son presionados estos tienden a inflamarse, a crear edemas, a retener líquidos que presionan nervios sensitivos que producen dolor. Es por ello que el antiinflamatorio es el medicamento más utilizado para los fuertes dolores menstruales, ya que descongestiona la zona aliviando la presión sobre los nervios.

Pero tomar medicamentos antiinflamatorios tienen efectos secundarios, y algunos pueden ser graves. Desde dolores gástricos a aumentar el riesgo de sufrir un ictus o un ataque al corazón. Por eso, te indicamos unas posturas de yoga para reducir o eliminar los dolores menstruales. No obstante, es cierto que ya escribimos sobre como el yoga mejoraba los síntomas molestos del ciclo menstrual AQUÍ; pero en este caso nos centramos únicamente en el dolor menstrual. 


1º  El primer ejercicio que proponemos El Zapatero (Baddha Konasana o del ángulo ligado).

  •  Siéntate con la espalda derecha y la rodillas abiertas, de manera que las plantas de los pies se toquen y sus talones queden cerca de su cuerpo.
  • Sujete los pies y suba y baje las rodillas suavemente.
  • Luego inclínese hacia delante, apoyándose en las caderas y manteniendo su espalda  recta. Mantenga esta posición durante dos minutos y sienta cómo se estiran sus piernas.
  • Relájese e inclínese un poco hacia delante mientras exhala. Mantenga la posición mientras inhala. Repita 7 veces.

2º  La siguiente se llama Media Rueda (Viparita dandasana). 




  • Hazte con un almohadón o manta enrollada que al tumbarte te mantenga sobre ella te mantenga elevada unos 10 cm.Recuéstate de espaldas sobre la manta, de manera que tus hombros sobresalgan y caigan apoyados en el suelo.
  • Lleva los brazos a los lados de cuerpo con las palmas hacia arriba y deja caer los pies apuntando hacia arriba y con las piernas estiradas.
  • En la inhalación expande tu pecho y dirige el esternón hacia la barbilla.
  • En la exhalación relaja las costillas inferiores y dirige suavemente el pubis hacia arriba para alargar la espalda baja.
  • Puedes mantenerla de 3 a 5 minutos y levantarte muy despacio.

3ª La postura de la cobra ( Bhujangasana)


  • Túmbate boca abajo. 
  • Coloca las palmas de las manos apoyadas en el suelo a la altura de los hombros.
  • Abre las piernas el ancho de la esterilla y mantén el pubis contra el suelo.
  • Inspira y levanta la parte delantera del cuerpo.
  • Ejerce primero el movimiento con el tronco y sostén con los brazos.

4º Postura del ángulo con piernas abiertas (Upavistha Konasana) .


  • Siéntate con las piernas abiertas el mayor ángulo posible, mantén la espalda recta.
  • Inspira y cuando sueltes el aire inclínate hacia delante siempre con la espalda recta.
  • Ves bajando a tu ritmo, cada vez que espires. 
  • Cuando llegues a tu límite, baja la punta de los pies. Estirando la parte del tibial y alterna con el movimiento contrario acercando las manos a los dedos del pie.

5º Postura de la media luna (Anjaneyasana)



  • Desde una flexión hacia delante de pie, dejamos caer el cuerpo hacia adelante hasta que podemos apoyarnos sobre las manos, si no llegamos se nos permite doblar las piernas.
  • Echamos una pierna hacia atrás y flexionamos la que ha quedado adelantada hasta que la tibia quede perpendicular al suelo.
  • Levantamos la mirada y los brazos hacia arriba.
  • Bajamos la cadera lo máximo posible. 
  • Ir aumentando el tiempo a medida que practiquemos.
  • Luego cambiar de pierna.


DOLOR DE CABEZA, MENSTRUACIÓN Y PASTILLAS ANTICONCEPTIVAS.



Que existe una relación entre los dolores de cabeza, la migraña, cefaleas y el ciclo hormonal es más que evidente. De hecho, el vaivén hormonal parece que es la causa del 60% de los dolores de cabeza en las mujeres. Y es la causa principal por la cual son más las mujeres que sufren dolores de cabeza que los hombres.

La clave para entender la relación entre estrógenos y dolor de cabeza, entre menstruación y migrañas, es el óxido nitrico. Este compuesto, por ejemplo, lo formamos en las fosas nasales y lo respiramos con el aire. Por una parte lo forma nuestro cuerpo y por otra lo encontramos en el aire que respiramos.

El óxido nitrico produce una vasodilatación y luego, como respuesta del cuerpo, una vasoconstricción. No voy a entrar en detalles sobre esto, simplemente recuerda que lo importante es la idea siguiente: El óxido nitrico aumenta la vasodilatación y al ir descendiendo la cantidad de este, se empiezan a contraer las arterias. Seguramente os habreis fijado que tras tomar un helado muy rápido, os duele la cabeza... Pues el efecto es similar, el frío hace que se contraigan las arterias, las venitas cercanas del cerebro, este es el mismo efecto que produce la falta del óxido nitrico, y esto se traduce en un dolor de cabeza.

¿Qué tiene que ver los estrógenos con el óxido nitrico?

Recibe el nombre de estrógenos el conjunto de hormonas femeninas, la más importante de estas es la llamada Estradiol. Esta hormona dirige a través del endotelio, la cantidad vertida de oxido nitrico, el compuesto que hace que la arteria se dilate. Lo que sucede es que cuando el ciclo hormonal pasa el pico de concentración de estrógenos, se empieza a producir la vasoconstricción, que suele coincidir con el síndrome premenstrual. La vasoconstricción es necesaria para la producción de la regla. Las paredes del endometrio van aumentando de espesor para que el óvulo se adhiera a estas. Después, cerca del día 21, los niveles de estrógenos son tan bajos que se contraen las arterias que irrigan el endometrio. Esto hace provoca una isquemia (carencia de oxígeno por la falta de aporte sanguíneo) y necrosis (muerte) del endometrio funcional. Finalmente, éste se descama y se elimina junto con la sangre en la que se conoce como fase menstrual o menstruación.




Pero ¿por qué me duele cuando tomo las pastillas anticonceptivas?

Cada cuerpo tiene su ritmo, y aunque parecidos, el de una mujer nunca será igual que el ciclo menstrual que el de otra. Pero las pastillas anticonceptivas tratan todos los ciclos por igual. A partir del día 21 se dejan de tomar las pastillas efectivas y por tanto la ingesta de estrógenos. Como se ve arriva, la reducción de estrógenos se hace de manera progresiva, y la vasocontricción es más paulatina y escalonada. Con las pastillas anticoneptivas, hay un día en que deja de suministrarse estradiol, y por tanto la vasoconstricción se produce de una manera brusca. Algunas mujeres lo soportan sin problema alguno, y otras tienen molestias, entre ellas dolores de cabeza. Como ya hemos dicho, ninguna mujer es igual a otra.


¿Existe algún modo de minimizar los dolores de cabeza  a causa de los estrógenos?

Si te estás tomando las pastillas anticonceptivas, lo ideal es acudir al ginecólogo y comentarle el problema. En muchos casos, dejar de tomar las pastillas elimina el problema del dolor de cabeza y las migrañas.

Evita el alcohol, cafeína y bebidas energizantes que pueden aumentar la vasodilatación yy vasocronstricción.

El Yoga es ideal para el buen funcionamiento de las glándulas hormonales. Además, se ha comprobado que hay un tipo de respiración, llamada Ujjayi y que es fácil de realizar, que hace que aumente hasta un 15% la concentración de oxido nitrico. Ideal para hacer una vez al día a partir del día 17 del ciclo menstrual.

Evita alimentos en conserva que suelen tener sulfitos y nitrilos. Dos desencadentes por excelencia de dolores de cabeza.

La relajación durante el periodo posovulatorio nos ayudará a reducir los dolores de cabeza.




/n